AdobeStock_260474749.png

El Poder de la Conexión

Todos sabemos que la soledad no es nada agradable. Cuando estamos solos y tenemos esa sensación de no estar conectados, las emociones negativas surgen fácilmente e incluso pueden llevarnos al punto de sentirnos deprimidos o completamente desmotivados. ¿Pero estamos haciendo algo al respecto?

Como seres humanos, es parte de nuestra naturaleza es sentir una necesidad común de conexión. No tiene que ser una conexión profunda de corazón a corazón, ofrecer una sonrisa del uno al otro y reconocer que nos hemos visto al cruzar caminos es suficiente para causar una reacción química de placer y conexión en nuestro cerebro. Alguna vez escuche que una de las razones por las cuales las personas sin hogar pueden volverse locas es porque, por diferentes razones, la mayoría de la gente evita el contacto visual con ellas. Estas personas son intencionalmente ignoradas varias veces durante el día y supongo que cuando cientos de personas te tratan así tu cerebro termina conformándose con la idea de que eres invisible; esta desconexión completa de la realidad es el atajo a la locura.

Hay aspectos de las conexiones que deberían ser importantes para ti, puesto a que han sido identificadas claramente como el sistema de soporte o incluso la aceleración misma de tus objetivos. Cuando te conectas con las personas y compartes no solo tus sueños, sino también tus objetivos específicos para lograr esos sueños y te aseguras de que tus amigos y familia sepan lo que te has propuesto a lograr este año, estas creando un ejército de lo que se llama “socios de responsabilidad”. Algunas de las personas con las que más compartiste te preguntaran de vez en cuando cómo te va o tendrán curiosidad por saber acerca de tu progreso.

Además, al compartir tu destino con tus amigos, también te estas abriendo a recibir ayuda. Es posible que en tu red hay alguien que puede conocer a alguien que ya ha logrado con éxito lo que tú te has propuesto, o alguien que tiene un recurso útil, o inclusive alguien que conoce a alguien que te puede brindar apoyo.

Finalmente, está comprobado que cuando llegues a ese destino y logres tu objetivo, todos los que lo conozcan se unirán contigo para celebrar tu éxito, creando felicidad, orgullo e incluso inspiración. Esto a su vez reabastece tu energía para continuar avanzando hacia la próxima meta u objetivo.

En el mundo digital de hoy, tienes cientos o miles de conexiones, pero realmente no las gestionas de la mejor manera, lo que involucraría:

  1. Identificar quien está en tu equipo. Me refiero a quienes son las verdaderas amistades significativas y las personas que realmente se preocuparon por estar conectados contigo y compartir los momentos de vida.
  2. Desempolva la conexión. Envía un correo electrónico, has una llamada telefónica o una visita y vuelve a conectarte con las personas que están en tu red, pero con las que no has conectado en años. Ve quien corresponde y se comunica de nuevo mostrando interés.
  3. Establece el estar conectado(a) como uno de tus hábitos. Si es necesario, pon recordatorios en tu calendario y asegúrate de no permitir que las relaciones clave vuelvan a caer.

Después de eso, lo mejor que puedes hacer es ser intencional cobre como manejar tus conexiones importantes y hacer estas tres cosas:

  1. Crear asociaciones de responsabilidad. Cuando compartas tus metas, solicita expresamente que las personas chequen tu progreso, pídeles de favor que te pregunten periódicamente como te está yendo mientras trabajas hacia tu objetivo.
  2. Pide ayuda. Cuando compartas tus metas, ten claro cuál es la herramienta, el libro, la capacitación, el contacto o el impulso que te falta y pregunta si saben cómo conseguirlo o si conocen a alguien que te pueda ayudar.
  3. Comparte el avance y los resultados. Asegúrate de avisarle a los que están conscientes de tu objetivo cuando alcances las metas intermedias o el objetivo mismo. Si te ayudaron, se sentirán geniales cuando expreses tu gratitud y al unirse a tu felicidad y celebración beneficiarán a ambas personas.

Si estas en mi red, no dudes en comunicarte, cuéntame sobre tus objetivos y dime como puedo ayudarte.

Tags: communication, stress relief, coaching, goals, personal development, coaching culture